Google+

26 de diciembre de 2016

Igual


Madrid, miércoles otoñal.
Sin palabras,
en el baile,
Ella coqueteó con otro,
La luz entraba,
por los altos ventanales.
Todo fueron risas.

Madrid sábado,
Sin palabras,
Con su falda de raso,
Ella coqueteó con otro,
La luz entraba,
por los altos ventanales.
Nada parecía diferente,
Ni siquiera,
la silueta del otro,
pero ese breve instante,
hundió dramáticamente,
la unión de sus vidas,
para siempre.















6 de diciembre de 2016

Entender


Salí a por ella,
desorientado,
¡Aquella luz blanca!
Acudiste rápido,
¡Mi perro!
¡Tu mirada anhelante!
En aquel instante,
lo sé,
estuviste a punto,
de romper a hablar.
Si lo hubieras hecho,
diga lo que diga Luis, (1)
te hubiera entendido.

"A punto"

                 





















(1) El filósofo Ludwig Wittgenstein  afirmaba, que si un león comenzara a hablar no le entenderíamos.

18 de noviembre de 2016

Alzados


 
Bajo un sol implacable,
los girasoles, alzados
en sus preguntas.
Por lo alto,
la bandada de patos,
se aleja  
con las respuestas.
El cielo,
se queda vacío.


"Se queda vacío"




30 de octubre de 2016

Godo



 Dime:
¿Dónde han ido,
tanta gentileza,
Y la lealtad
de aquellas voces,
que iluminaban las rutinas,
los paseos y las esperas?
No lo sé,
Y os dejo,
pues mi móvil,
está sonando a súplica.

"Sonando a súplica"


12 de octubre de 2016

Un caballo, un instante


 

“Llamar genio a un caballo de carreras”
Robert Musil .
Foto Raymond Woolfe JR



¡Secretariat!
¡Tu silueta en la luz
de Kentucky!
¡Mi Kentucky.
Todo allá en lo alto.
Tu galope superando los límites,
de solo un caballo ,
y lo sabias ,
pues en el acoplamiento total,
el jinete se diluyó,
en la estela del
centauro más querido .

¡Por las grandes planicies de América ,
Esa explanada  de libertad,
de apoteosis, de elevación absoluta!
Siempre allá arriba,
te contemplo.


Y descendiendo, tras
Tu luminosa y larga fecundidad,
Bajo tus ojos,
nuestra multitud.
Me hubiera gustado como aquel  (2) ,
Poner  mis  brazos alrededor
de tu cuello,
Apoyar fuertemente mi cara,
sobre él,
Y permanecer,
Con todas las luces,
Con todas las lluvias,
A tu lado.

“Su mirada, lo sabe,
los caballos buenos, no van al cielo"



(1) El 5 de Mayo de 1973 venció en el Derby de Kentucky, en un tiempo no superado desde entonces

(2) Corresponde a la narración del gran apasionado de las carreras, el novelista australiano  Gerald Munnane, sobre la muerte de un caballo,en los brazos de su dueño y entrenador.


25 de septiembre de 2016

El Enemigo




El enemigo tenia,
un nombre,
tan hermoso,
que cuando,
en la lucha,
quisiste cambiarlo,
nadie, ni tus más cercanos,
te apoyaron.



"Tan hermoso"


                                                                          



Cuadro de David Jones

30 de agosto de 2016

Camino a las Olimpiadas. Road to the Olympics (XI)



BOLT. GRATITUD



Los dioses, por intervención de Atenea, le perdonaron sus payasadas en la salida

              “Es sólo un muchacho
                de la Isla en el Sol” (1)
“Pues que cuide a los demonios que bailan en su isla con los inocentes”        
              “Demasiado pesó Jamaica,
                Con sus muertos violentos,
                Y sus canciones líricas,
                desde su adolescencia, (2)
   Sobre sus espaldas.                                                                                      
                                                                                                                                             
Tanto hablar y estamos en plena carrera,
                Ya respiró a los cincuenta metros,
                En los setenta ¡El despegue!
¡Que distancia a los cuartos familiares, ¡Llamad a Liza!, ¡Despertad a la banda!
                ¡Que disfruten los fotógrafos, los jueces,
                los atletas de ayer y de hoy!
                ¡Alzaros todos!   
         
Demasiado peso
                                                                                                                                                                                                                                          
El de la gran zancada, está llevando su cuerpo a territorio desconocido,
Con su número, ¡9.58 en los cien metros!
Ese número, no pertenecía a la prueba, podría haber sido una cita amorosa, una hora de invasión, precios de frutos impensables, loterías mágicas del destino.

                        Un número que pide en silueta y en sonido,
nuevos espacios, que para todos,
abren muchas patrias,
Llegaron las lesiones, y no debería haber hecho caso a su dolor, pues no tenía los enemigos que creía.

                               “Quizás aquella efigie del 2009,
                               siempre te sobrepasará,
                               en la memoria de todos,
pero es tan incomparable el botín de tus marcas y victorias,
que los dioses, te tratan ya festivamente, y como a tu antepasado (3),

Llevando su cuerpo
 
                               
                               te pueden levantar una estatua,                                                                          
                               para convivir con ella,                                                            
                               que sonría y brille en las noches obscuras,
                               con los ojos, las cuencas profundas,
                               que a veces caen buscando refugio,
                               al profundo compás oceánico,
       de tu isla.         
   
Estatua de Don Quarrie

(1) “Isla en el sol” es una balada lírica jamaicana, que tarareaba el gran corredor de maratón  etíope Abebe Bikila en los momentos difíciles de una carrera.
Tras el calipso, en Jamaica llegó el más bronco reggae (que bailó Bolt en Rio) de los rastafaris  que adoraban al “Rey de Reyes” representado para ellos, en la figura del autoproclamado  emperador y dictador de Etiopia Haile Selassie, que guió y manejó la vida de Abebe Bikila .
Esta irónica orbita musical, me envuelve cuando contemplo a Bolt, mucho más allá de su himno.

(2)  A los 15 años, ganó el campeonato mundial juvenil en los 200 metros, pocos años después batió el record mundial junior de los 200 con 19.93, que continua vigente, pero una lesión le mantuvo un largo periodo ausente, y la afición le descartó.

(3) En Kingston erigieron una estatua, al corredor jamaicano Donald Quarrie, campeón olímpico en 100 y 200 metros en Montreal (1976) y que en 1971 se acercó a la estratosférica marca de Tommie Smith en la Olimpiada de Méjico (1968) favorecido por la altitud, realizando 19.86 frente a 19.83 del estadounidense. Una famosa canción de reggae le recuerda.